Make your own free website on Tripod.com

 

 

Entra en vigor la LSSI

 

 

VOLVER

 

 


Orige
n de la noticia: acp.sindominio.net

 

El 12 de octubre, fecha de infausto recuerdo por tantas razones, tiene un motivo más para ser tristemente recordado pues entra en vigor la draconiana Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (más conocida como LSSI), que ha tenido en pie de guerra durante más de un año a buena parte de la comunidad internauta hispana. Lo que en principio no debía ser más que el desarrollo de una directiva europea para regular el comercio electrónico, el PP ha aprovechado para convertirla en "la Ley de Internet", que no solo afectará a los sitios comerciales, y con la que pretende ejercer, por vía administrativa y sin necesidad de jueces, el seguimiento y el control sobre lo que los ciudadanos hacen en la Red y, en caso necesario, la censura gubernativa sobre los sitios cuyos contenidos no se atengan a lo que el Gobierno considere políticamente aceptable. Por si fuera poco, durante la tramitación de la Ley en el Senado y cuando ya había pasado por el Parlamento, el PP incorporó un polémico artículo que establece la obligatoriedad de los ISPs de retener durante un año los registros de acceso de sus clientes. Pues bien, hoy mismo hemos sabido a través de un medio nada sospechoso de ser antiyanqui que Estados Unidos estuvo presionando para ello y está detrás de esta polémica enmienda de última hora. El resultado de todo esto es que, en lugar de la supuesta "tranquilidad y confianza" que los burócratas de turno aseguraban que la ley iba a proporcionar a los internautas, se está imponiendo el miedo y la incertidumbre, hasta el punto de que sitios web de relevancia están cerrando, en muchos casos como forma de protesta, o bien buscando otras salidas en el extranjero antes de que empiece a aplicarse.

Hay ya iniciativas contrarias en marcha y, aunque no sabemos cómo va a a afectar a los espacios críticos y desobedientes, lo que sí está claro es que hay un antes y un después de esta ley en la conciencia de los internautas que, tras un año largo de lucha y dura oposición a la LSSI, ha servido en muchos casos para abandonar el ingenuo apoliticismo y verificar que la libertad con la que los hackers construyeron Internet y que hemos venido disfrutando hasta ahora, no es algo dado y para siempre, y que tanto corporaciones privadas como Estados están dispuestos a acabar con ella si no somos capaces de hacer algo para defenderla.

 

VOLVER