Make your own free website on Tripod.com

 

VOLVER

 

 

fuente REBELION

 

 
 

Prohibido el derecho a vivir

 Israel ahora prohibe a los palestinos la perforación en busca de agua en la franja occidental, y sistematicamente les ha sido negado el derecho a cultivar la tierra

El ministro de infraestructura israelí Effie Eitam, "dió la orden" el mártes de parar toda actividad de perforación palestina en busca de fuentes de agua, como también el tramite de las peticiones palestinas para futuras operaciones de perforación en busca del indispensable liquido; escribe el diario israelí Ha´aretz.

Eitam pertenece al partido pro-asentamientos: nacionalista-religioso.

A comienzos de esta semana Eitam agredió verbalmente al ministro de defenza de su país, Binyamin Ben-Eliezer, cuando este ordenó el desalojo de los asentamientos ilegales en la franja occidental. Por su parte, el partido de los trabajadores anunció ayer que exigirá la salida de Eitam del gobierno a causa de sus agresivas pronunciaciones contra Ben-Eliezer.

"Intifada del agua"

Eitam alega que La Autoridad Autonoma Palestina lleva a cabo una "intifada del agua" contra Israel. "Al no querer construir sistemas de saneamiento de aguas, pretende La Autoridad Palestina contaminar el agua de Israel, además de estar apoyando perforaciones no autorizadas para de esta manera robarle el agua al estado israelí"; aseguró Eitam.

El ministro Eitam asegura que en el último año han sido llevadas a cabo250 perforaciones sin "autorización" destinadas al uso agricola, al mismo tiempo que acusa a los campesinos palestinos de conectarse ilegalmente a las ya existentes redes de suministro de agua, no permitiendo que el agua llege a los asentamientos judios.

La prohibición contra la perforación en la busqueda de fuentes de agua afectará de manera drástica la agricultura palestina, y por consiguiente su ya precaria economía.

La cosecha de oliva

En la franja occidental es tiempo de cosecha de oliva, lo cual es extremamente importante este año para la población palestina teniendo en cuenta el altísimo desempleo por cuenta de la isolasión de los territorios palestinos por parte de Israel. La oliva representa comida y dinero si se tiene suficiente para vender, pero en muchas poblaciones palestinas se han visto sistematicamente privados de cosecharla por culpa de las amenazas y ataques de ocupantes judios armados en estos territorios.

El pasado sabado, palestinos y activistas de paz los cuales cosechaban la oliva fueron atacados por varias docenas de ocupantes al sur y oriente de Nablus. Los activistas lograron el acceso para ayudar a los palestinos evadiendo los retenes israelíes.

El mismo sabado se registraron fuertes enfrentamientos entre los ocupantes y palestinos, esta vez en las afueras del asentamiento de Shvut Rahel, a unos 20 kilometros de Nablus, también en un plantio de oliva al noroeste de Ramallah.

Prohibida la recolección

El ejército isrealí le prohibió la recolección de la oliva a los habitantes palestinos de la zona. El argumento de los militáres: les era imposible garantizar la protección contra los ataques perpetrados por los ocupantes isrelíes. Unas horas más tarde levantaron la orden.

La organización palestina para los derechos humanos: The Palestinian Human Rights Monitoring Group (PHRMG), activó las alarmas el martes. A travez de un comunicado de prensa expresaron su preocupación por lo que llamaron "violencia irracional" de parte de los ocupantes israelíes contra los palestinos que viven de la siembra de oliva.

"Los habitantes de los asentamientos israelíes se comportan como bandidos agresivos, desafían a su propia policía y ejército, al tiempo que atacan sin compasión a palestinos desarmados, poniendo en peligro la vida de niños, mujeres y ancianos, robando propiedad privada, prendiendo fuego a las mismas, y violando derechos y leyes locales y universales uno tras otra", aseguraba en su comunicado la organización de derechos humanos, al tiempo que "solicitaba" a las autoridades israelíes a tomar la situación en serio y garantizar la protección de los palestinos.

La organización le recuerda a Isreal que, estando los palestinos bajo la ocupación israelí, está Israel obligado por la Convención de Ginebra a proteger a la población civil.

Crisis económica

La situación para los habitantres de los territorios palestinos es cada vez más critica, aseguró el coordinador de la ayuda humanitaria de las Naciones Unidas Ross Mountain.

Mountain fue enviado a la zona por el secretario general de la ONU Kofi Annan, con la misión de analizar la situación de los palestinos después de que Catherine Bertini, del World Food Program (WFP) advirtiera sobre la situación humanitaria en los territorios palestinos.

Mountain considera como un problema grave los retenes israelies, los cuales limitan la libertad de movimiento de los palestinos, y asegura que Isreal no ha cumplido su promesas de mejorar la calidad de vida en estos territorios.

El desempleo entre los palestinos pasa ya por el 50%; cientos de miles de personas vivien bajo toque de queda, y el 13 % de los niños palestinos sufren de malnutrición. Los programas internacionales atienden las necesidades primarias de 1 millón y medio de palestinos: la mitad de la población. Mountain asegura que esta dependencia de la ayuda internacional es mucho más alta que la que se registra en el miserable Afganistán.

 

VOLVER