Make your own free website on Tripod.com

 

   

VOLVER

 

 

Origen de la noticia: EL PAIS

 

Masiva protesta del Foro Social en Florencia contra la política de Bush

Alrededor de 300.000 personas asisten a la manifestación

AGENCIAS | Florencia

Alrededor de 300.000 militantes antiglobalización participan desde primera hora de la tarde en la manifestación del Foro Social en Florencia, dispuestos a desafiar a la "dominación" norteamericana con su protesta. La marcha ha estado encabezada por asociaciones internacionales pacifistas, delegaciones de Refundación Comunista, sindicatos italianos, y algunas organizaciones católicas.

A pesar de que existe un ambiente sereno, la dimensión que puede alcanzar la manifestación hace temer a los organizadores del Foro que se repitan situaciones como las que tuvieron lugar durante la marcha contra la cumbre del G-8 en Génova en julio de 2001. En aquella ocasión, un joven resultó muerto y cientos de personas heridas en los enfrentamientos contra la policía.

Para evitar que se repitan aquellos trágicos sucesos, las fuerzas del orden llevan un uniforme más sencillo, aunque preocupa la presencia de algún miembro del Black Block.

El dispositivo de vigilancia de la manifestación estará formado por 3.500 personas entre policías, carabineros y agentes de la Guardia de Finanza. Hay un contingente encabezando el cortejo y otro al final, seguido de algunos furgones de las fuerzas del orden.

Asimismo, las fuerzas del orden vigilan las calles paralelas al recorrido del cortejo, especialmente en los accesos al centro histórico. A esto se añade un servicio de "autovigilancia" puesto en marcha por cada una de las organizaciones.

Los contenidos del Foro

El Foro Social Europeo está articulado en torno a tres grandes apartados: liberalismo, guerra y paz, derechos, ciudadanía y democracia. Los temas abarcan un amplio abanico, desde la soberanía alimentaria y el rechazo a los organismos genéticamente modificados, hasta la necesidad de revisar las crudas leyes económicas del liberalismo, o la conveniencia de grabar las excesivas ganancias capitalistas con la tasa Tobin (impuesto ideado por el Nobel de Economía para gravar los movimientos especulativos de capital).

 

VOLVER