Make your own free website on Tripod.com

 

   

VOLVER

 

 

Origen de la noticia:

 

Más de doscientas personas participaron en la «mani-festa-acción» okupa.

 

El movimiento okupa de A Coruña salió ayer a las calles para protestar contra la «campaña de criminalización» que lleva a cabo el gobierno con este colectivo y reclamar viviendas abandonadas para habitar. Más de doscientas personas se unieron a esta singular mani-festa-acción , que comenzó en la plaza de Orense, continuó por Sánchez Bregua, Juana de Vega, San Andrés y terminó en la plaza de María Pita.

Pero ésta no fue una protesta cualquiera. Al carácter pacífico de la manifestación se unió el hecho de que los integrantes de la movilización iban disfrazados. Desde policías a malabares, pasando por un gran muñeco simulando una calavera y un enorme dragón, en cuya cola cabían cerca de diez personas.

El objetivo del colectivo okupa era llamar la atención de los transeúntes para que se unieran a su causa. «Non lle pedimos nada o Estado nin a esta dictadura disfrazada que chaman democracia, somentes esiximos que nos deixen en paz. A ninguén lle perxudica que unha casa abandonada sexa rehabilitada, e a todos perxudícanos deixar facer a empresarios, políticos, inmobiliarios e bancos usureiros», reclamaban.

Vigilancia

Todo el recorrido de la movilización, que contaba con permiso municipal, fue seguido por una patrulla de la Policía Local y un furgón con agentes de la policía nacional, que se encargaron de que no surgiera ningún incidente durante la celebración de la protesta.

(la voz | a coruña)
 

VOLVER