Make your own free website on Tripod.com

 

   

VOLVER

 

 

Origen de la noticia:

 

CHECHENIA: COMUNICADO DEL COMANDANTE CHECHENO SHAMIL BASAYEV

 
Posted by AKN-Agencia Kanaria de Noticias on domingo 10 de noviembre de 2002 @ 05:50 EST
[
Internacional ]
AKN - RESUMEN LATINOAMERICANO

"Sólo una guerra detiene una guerra"

"Nuestros Shahids (mártires) fueron a Moscú no para buscar el apoyo de nadie, ni para buscar la opinión pública, ni para buscar la simpatía o la conmiseración de nadie. Ellos fueron a Moscú para detener la guerra o para llegar a ser Shahids. Fueron con un solo eslogan 'Victoria o Paraíso' y han conseguido el Paraíso, insha Allah",

'Adzu billahi min ash-shaytani rayim, Bismillahi Rahmani Rahim

Alabanzas a Allah, el Señor de los Mundos, quien nos ha creado musulmanes y nos ha bendecido con su Gracia y el Yihad en Su senda recta. La Paz y las Bendiciones sean sobre Muhammad, su familia, sus compañeros y sobre todos aquellos que le siguen en la senda recta hasta el Día del Juicio.

Un destacamento de Shahids camuflados han llevado a cabo una operación exitosa en la mismísima guarida del enemigo, en su mismo corazón, en la ciudad de Moscú. El objetivo de la operación era intentar detener la guerra, detener el genocidio del pueblo checheno y en caso de que fracasara la misión, demostrar al mundo entero que los líderes rusos sin la menor duda ni el menor pesar son capaces de aniquilar a sus propios ciudadanos en el centro de Moscú de la forma más brutal; forzar a los nacionalistas rusos a sentir a través de su propia experiencia (en sus propias carnes) todas las amarguras de la guerra desencadenada por Rusia y devolver aquella al sitio al que pertenece (de donde ha venido).

Aunque, lamentablemente, no hemos conseguido nuestro objetivo principal, detener la guerra y el genocidio del pueblo checheno, hemos conseguido realizar la mayoría de objetivos propuestos, insha Allah, y pedimos a Allah la ayuda y la misericordia que Él nos ha estado otorgando. Fueron cuarenta los Shahids que participaron en esta operación, quienes sacrificaron sus vidas por amor a su Din (el islam), su Honor, Libertad e independencia de nuestra Madre tierra. Ellos han sido recompensados por Allah, y pedimos a Allah que nos de la fuerza, el coraje, y la virtud para seguir hasta el final esta senda recta con la dignidad necesaria. Admiramos su fe, su coraje y su determinación y pedimos a Allah que nos permita acabar los senderos de nuestras vidas con dignidad en el camino de Allah y en el nombre de Allah. ¡Allahu Akbar!

En Rusia hay un buen proverbio que dice, 'aquello que va, vuelve de vuelta'. Al-hamdu lillah, hoy hemos conseguido devolver la guerra al lugar de donde partió. La hemos devuelto a la misma guarida del agresor y nos hemos quedado asombrados al encontrar que no era un agresor, que no era un país en guerra. Resultó que eran ciudadanos pacíficos e inocentes que habían ido al teatro a pasar un buen rato. A este respecto, se plantea una cuestión, ¿quiénes son los tres mil quinientos niños menores de diez años muertos en los tres años de esta carnicería inhumana y sangrienta que está sufriendo Chechenia?, ¿quiénes son entonces los más de cuatro mil niños que han sido mutilados, amputadas sus piernas, que han quedado ciegos y paralíticos?, ¿quiénes son los que han llenado los horfelinatos en tres años de guerra?, su cifra alcanza a unos 30.000. ¿Quiénes son aquellos 3.500 desaparecidos, arrancados de sus casas, detenidos en las calles y cuyo destino permanece desconocido hasta ahora?, ¿quiénes son los 200.000 muertos, mujeres, ancianos, enfermos, niños y hombres?, ¿quiénes son ellos?

Esta acción militar ha demostrado no solo la actitud servil e indiferente de la población rusa, sino también ha puesto de manifiesto la detestable hipocresía de la comunidad internacional. El mundo entero ha estado condenando la acción durante tres días. El mundo entero ha estado expresando sus condolencias y simpatías con los nacionalistas rusos. ¿Acaso han expresado tan solo una décima parte de estas condenas por las víctimas inocentes de la carnicería sangrienta de Chechenia?; si la guerra hubiera finalizado los sucesos de Moscú nunca hubieron tenido lugar.

Nuestros Shahids fueron hasta Moscú no para buscar el apoyo de nadie, ni para buscar la opinión pública, ni para buscar la simpatía ni la conmiseración de nadie. Ellos fueron hasta Moscú para detener la guerra o para llegar a ser Shahids. Fueron con un solo eslogan 'Victoria o Paraíso', y han conseguido el Paraíso, ¡insha Allah!.

Los próximos que vayan no podrán ninguna exigencia por delante, éstos no tomarán ningún rehén. Éstos tan solo tendrán un objetivo: la aniquilación de los enemigos e infligir el mayor daño posible sobre el mismo.

Insha Allah, antes o después, lo quieran o no, tanto el pueblo ruso como los líderes rusos tendrán que detener esta sangrienta carnicería. Se verán forzados a detener esta guerra y emprender la paz y se verán forzados a abandonar nuestras tierras. Antes o después, obtendremos la victoria y hasta entonces, hasta que permanezca el último soldado ruso en Chechenia, esta guerra continuará, pero desde ahora continuará tanto en el territorio de Chechenia como en el de Rusia, el país agresor.

Solicito del presidente de Chechenia, Emir del Comité de Estado de Defensa del Maylis de la República de Ichkeria, que acepte mi revocación de todas mis obligaciones y también solicito de él y de mis camaradas de armas que me perdonen por haber llevado en secreto la preparación y ejecución de esta operación militar.

Igualmente renuncio a los poderes como Emir del Maylis de los musulmanes de Ichkeria y Daguestán y de Emir de las Brigadas Internacionales Islámicas así como a todos otros cargos, excepto al de Emir del Batallón de Reconocimiento de Shahids "Riyadus-Salihin", como también renuncio a todas mis obligaciones, excepto las obligaciones para con las familias de los Shahids. Hago un llamamiento a todos los muyahidines y a toda la nación de Chechenia a permanecer firmes bajo la autoridad del presidente y líder de los muyahidines chechenos Aslan Masjadov, y hago un llamamiento a todos los Shahids a unirse a las filas del Batallón de Shahids "Riyadus-Salihin". Hay un buen, y lo que es más importante, dicho checheno que dice: solo una guerra detiene una guerra. Que Allah nos ayude en ello, que nos dé el mejor de los dos, 'Victoria o Paraíso'. ¡Allahu Akbar!

Emir del Batallón de los Shahids Chechenos, "Riyadu-Salihin"

Abdullah Shamil Abu Idris

Department of Operative Information

Fuente: Kavkaz-Center

VOLVER