Make your own free website on Tripod.com

 

   

VOLVER

 

 

Origen de la noticia:

 

Juzgan a cuatro jóvenes por pegar una pegatina antifascista

 REPRESIÓN EN CASTELLÓ
Esta mañana comenzó el jucio contra cuatro militantes antifascistas de Castelló que meses atrás fueron detenidos por la Policía local al ser sorprendidos pegando un adhesivo en un semáforo. Los detenidos, que además fueron acusados de pertenecer a ETA, sufrieron agresiones, amenazas e insultos durante su paso por dependencias policiales.
 

Desde las 11.00 de esta mañana se celebra el juicio de faltas contra los cuatro jóvenes que fueron interceptados hace ocho meses por la Policía local de Castelló mientras pegaban un adhesivo antifascista. Al menos ocho agentes acudieron al lugar de los hechos y profirieron insultos y amenazas contra los jóvenes, a los que acusaron, además, de pertenecer a ETA. Uno de ellos amenazó de muerte a un antifascista aunque más tarde lo negó, alegando que “si yo te hubiera amenazado, o tú estarías ya muerto o me habrían echado de la Policía”. Según el atestado de la Policía local, fueron los jóvenes acosados los que profirieron amenazas.

Uno de los antifascistas fue golpeado y empujado en diversas ocasiones por un agente, al que le pidió que se tranquilizara. Algunos de los policías eran conocidos por las víctimas, ya que en otras ocasiones habían sufrido sus agresiones. Uno de ellos ordenó que le entregaran un documento de la Assemblea Antifeixista, a lo que se negaron, prefiriendo destruir el documento. Los agentes recogieron los trozos y lo reconstruyeron en la comisaría.

A pesar de que los jóvenes se identificaron desde el primer momento, tres de ellos fueron trasladados a dependencias de la Policia española con la supuesta intención de “identificarles”. Estos agentes no salían de su asombro cuando los locales les solicitaron que identificaran a los jóvenes al mismo tiempo que les proporcionaban sus carnéts de identidad.

La citación para el juicio ha causado estupor en los afectados ya que los hechos se produjeron hace ocho meses y por lo tanto deberían haber prescrito. Aunque es poco probable que se les imponga sanción alguna, las molestias sufridas por el simple hecho de pegar un adhesivo demuestran los niveles que está alcanzando la estrategia represiva del PP local. Son frecuentes en Castelló los seguimientos, identificaciones, amenazas e insultos a disidentes políticos por parte de la Policía local, que se regodea de su impunidad.

Para denunciar estas actuaciones represivas durante el día de hoy tiene lugar una huelga en los institutos de secundaria de Castelló, respaldada por la Coordinadora d’Estudiants dels Països Catalans y una concentración ante los juzgados de la Plaza Borrull. Se han editado también cientos de carteles y folletos explicativos de lo sucedido.

VOLVER