Make your own free website on Tripod.com

 

   

VOLVER

 

 

Origen de la noticia:

 

BUSH PREPARA EL ATAQUE A IRAQ
EEUU aumenta su fabricación de armas químicas y bacteriológicas

 

En el mismo momento en que el Pentágono presiona a la ONU para que actúe de inmediato a fin de “neutralizar y destruir el armamento químico, bacteriológico y de gran alcance” que podría poseer Iraq, se ha filtrado la información de que ese organismo militar norteamericano pagó el año pasado una alta cifra de dólares para que una empresa de Michigan multiplique la fabricación de gases inmovilizantes y otras armas químicas letales. Desde ese momento hasta estos días, el laboratorio habría entregado casi un millar de toneladas de tubos de gas, algunos de los cuales se usaron en la invasión a Afganistán y el resto seguramente será utilizado en Iraq.

Las pretensiones del Pentágono de hacerse de un arsenal de gases con propósitos militares datan de mediados de la pasada década, cuando Washington firmó la Convención de Armas Químicas, la cual prohibe el uso contra seres humanos de este tipo de sustancias. La empresa de Michigan que está colaborando con el ejército de EEUU desde la guerra de los Balcanes utilizó en su primera fase de investigación –sobre el efecto que produce dicha arma– animales domésticos y finalmente lo probaron con seres humanos.

Otros dos laboratorios se han sumado últimamente a estos experimentos, precisamente en función de los nuevos horizontes bélicos que abre la doctrina Bush para los EEUU. Uno de ellos es el Laboratorio de Investigaciones Aplicadas de la Universidad de Pennsylvania, que después de probar un nuevo tipo de gases expidió un certificado calificándolos como “realizables y deseados”. La otra empresa es el Proyecto Sunshine, de la localidad de Austin, Texas, cuyos científicos trabajan en la producción de sustancias paralizantes y una serie de mortíferas armas bacteriológicas. En un análisis de sus resultados, el director de dicha base, Edward Hammond, aseveró que “tienen un alto nivel de efectividad para neutralizar grandes masas humanas”.

VOLVER