Make your own free website on Tripod.com

 

   

VOLVER

 

 

Origen de la noticia:

 

 Las obras de la autovía Cantabria-Meseta provocan la destrucción de seis mil árboles en el tramo Los Corrales-Molledo

 
El gran impacto medioambiental que supone la construcción de la autovía que unirá Cantabria con la Meseta tiene uno de sus paisajes más desoladores en el tramo Los Corrales de Buelna-Molledo. Alrededor de unos seis mil árboles de bosque autóctono han sido talados (en la foto) y la inestabilidad del terreno está provocando derrumbes y desplazamientos de tierra que pueden finalmente obligar a un cambio de trazado que habría evitado los daños ya provocados en la Reserva del Saja-Besaya.

La autovía Cantabria-Meseta es una de las grandes obras de infraestructura en Cantabria. En ella intervienen diversas empresas, entre las que se encuentran Dragados y Construcciones y Epsa Internacional. Plagada de supuestas irregularidades, alegaciones de ayuntamientos y denuncias de los grupos ecologistas, se ha querido reforzar su construcción con la visita del ministro de Foment español, Francisco Alvarez Cascos. Sin embargo, tramos como Los Corrales-Molledo, donde las obras ya comenzaron, están poniendo de relieve los graves errores de planificación en el trazado y el daño que se está haciendo en la Reserva del Saja.


Las aguas subterráneas y un suelo no suficientemente sedimentado han provocado corrimientos del terreno y desplazamientos de casas y árboles. Estos desplomes han obligado a extraer tierra y almacenarla en rellenos ilegales que llegan a los cincuenta metros y que no estaban contemplados en los trazados. Para ello, se han tenido que talar aún más árboles. Se calcula que alrededor de más de seis mil árboles de bosque autóctono, robles y castaños, se han destruido a causa de las obras. Además, para no llamar la atención sobre este tema, se tala el interior del bosque por lo que, en algunos casos, no se puede apreciar a simple vista.


Esta tala desproporcionada puede ser una de las causas de los desplazamientos de tierra ya que, gracias a la vegetación, se sostenía el terreno. Estos desplomes y corrimientos, que han llegado a ser de 60 centímetros en un solo día, amenazan con un derrumbe en el túnel que comunicará Los Corrales con el Valle de Cieza. Esto obligaría a un cambio de trazado, con el que se habría evitado el gran impacto medioambiental que la autovía está teniendo en la zona. Sin embargo, el trazado actual no sólo ha sido defendido por el Ministerio de Fomento español, sino también por el Consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, Jose Luis Gil (PP), que, ante las denuncias y alegaciones, ha calificado las acciones de los grupos ecologistas de "posturas radicales".


Las obras también están afectando al bosque de Fresneda, al río Muriago, a una calzada romana e incluso al abastecimiento urbano de agua, ya que en varias ocasiones el suministro se ha cortado tanto en esa zona como en la ciudad de Torrelavega debido al impacto en las tuberías de captación de agua.

 

VOLVER