Make your own free website on Tripod.com

 

   

VOLVER

 

 

Origen de la noticia:

 

Manifestación Antifascista, Domingo 24 de noviembre, 12:00, Atocha (Madrid)

 
Convoca: Coordinadora Antifascista de Madrid (Comando Canillejas, Izquierda Castellana, RASH Madrid y Unión Revolucionaria)
Apoya: Colectivo Antagonista, Comité de Solidaridad con la Causa Árabe, Comités por un Socorro Rojo Internacional, Nodo50 y UPA-Molotov

Cuando año tras año nos manifestamos el domingo más próximo al 20 de noviembre,
leemos en los periódicos graciosos comentarios como "viven anclados al pasado". Y
es que parece que crean que el fascismo es algo "demodé" y que vivimos en tiempos
nuevos donde todo está solucionado.
 
Antes que nada, quede claro que para nosotr@s el 20N es simbólico y que,
afortunadamente, Franco murió. No nos supone mucho problema esa pandilla de
ancianos con demencia senil que se concentran brazo en alto en la Plaza de Oriente.
No, nuestro ánimo no es amargar sus últimos días a una pandilla de viejos chiflados
que se entretienen un domingo por la mañana con su nietecito el nazi skin. Para
nosotr@s, 20N es una jornada de denuncia simbólica. Podía ser otro día, sí, pero
mientras unos recuerdan con honores al franquismo, nosotros recordamos que todavía
quedan motivos para luchar. El franquismo que los "demócratas" llaman enterrado lo
podemos ver todavía en nombres de calles en ciudades y pueblos, o en esa bandera de
Colón, esa bandera que utilizaron los insurrectos nacionales liderados por Mola,
Sanjurjo y Franco el 18 de julio de 1936 y que sigue ondeando, ahora sin águila y con
escudo monárquico, en nuestros tiempos de "democracia". Por supuesto, estos
"demócratas" no piensan en el daño moral que supone esta bandera para aquellos
republicanos que padecieron exilio y persecución por su militancia política. Y por
supuesto, las condenas a la violencia que se exigen para algunos partidos no se aplican
por parte del gobierno a la dictadura franquista y al alzamiento nacional.
 
Por si fuera poco, este pasado que dicen enterrado, los ciudadanos de Madrid podemos
revivirlo a menudo gracias a nuestro ilustre caudillo de los ejércitos policiales, su
excremencia Francisco Javier Ansuategi, militante franquista del pasado reciclado
ahora al "democrático" Partido Popular. Ahora ya no es "Movimiento Nacional", pero
la metodología es, no muy sorprendentemente, similar.
 
También nos venden estos "demócratas" la desaparición de las clases sociales, ahora
somos todos iguales. Y es que somos tan iguales, que las garantías de acceder a la
universidad o de culminar los estudios escolares se han reducido enormemente para
aquellos que no pueden pagarse una enseñanza privada. Por si fuera poco, con la
nueva "ley del botellón", lo que antes era de todos, la calle, ahora está prohibido.
 
Aquellos que año tras año critican nuestra movilización nos hablan de un exquisito
régimen de libertades. Sí, hablan de ese donde en cualquier momento te cierran una
web si te da por criticar a la monarquía, y te obligan a poner tus datos personales en
ella para no hacerla. Es decir, o renuncias a tu derecho a la intimidad o renuncias a tu
libertad de expresión. Pero esto es poco recorte de libertades comparado con la nueva
ley de partidos. Se ha llevado a cabo la ilegalización de Batasuna con
argumentaciones ambiguas desde el punto de vista jurídico e ideológico, realmente no
son ni eso, demostrándonos así la "libertad de ideas" existente en el Estado. También
hemos podido comprobar la criminalización política hacia los militantes del Socorro
Rojo Internacional, a los que se persigue de manera inminente por su apoyo solidario
a l@s pres@s politic@s.
 
No se queda corta con esto la dictadura bipartidista PPSOE que sufrimos y
padecemos. Como deben guardar buen recuerdo de tiempos de Franco, la imposición
del españolismo está siempre en el orden del día. Los pueblos del Estado son mirados
con recelo y se les niega su simbología e identidad cultural, llegando incluso a
prohibir la ikurriña en Navarra. Seguro que muchos, al leer esto de los pueblos, están
pensando en
Catalunya o Euskadi. Es normal que se vayan tan lejos, la represión
cultural ejercida por el gobierno hace que en pleno corazón de Castilla no sintamos
como algo cercano este tema de los pueblos. Y es que ahora las imposiciones del PP
hacen creer que Madrid es un territorio histórico con su propia identidad cultural. Pero
no nos engañemos, por muy españolistas que sean, Madrid seguirá siendo Castilla y
Navarra Euskal Herria.
 
La España Nacional ha vuelto, o quizá nunca se fue, la España católica, apostólica y
romana, que celebra y pone en todos los diarios la canonización del fundador de una
secta ultra católica, Escrivá de Balaguer
 
Claro, este es un Estado de libertades y como antaño pactaba Franco con Hitler, ahora
lo hace Aznar con Bush. Porque lo que les importa es su capitalismo y su patriotismo
rancio. Ahora Bush tiene total libertad desde su propio país para bombardear Irak,
gracias a la mayoría en Senado y Parlamento y bien seguro que Aznar le apoyará. El
nacionalsocialismo de ayer es el imperialismo de hoy, la historia se repite.
 
El día 24 de noviembre, a las 12:00 en Atocha, saldrá de nuevo la manifestación
antifascista de Madrid. Probablemente, el día 25, el ABC nos dedicará algo similar a
lo del año pasado "han salido a la calle, al encuentro de no se sabe qué enemigo",
"embisten contra un capitalismo que imaginan salvaje y al que achacan todas las
contrariedades no ya del sistema sino de la vida misma", "no son conscientes de que
ellos mismos representan un problema y parte del problema general", "son una carga
para la comunidad". ¿Y qué? No nos importa mucho lo que diga el periódico de los
anteriormente citados dementes seniles, ni lo que diga el periódico del PP, o el del
PSOE. Tenemos una realidad que nos oprime y una moral que nos anima a luchar.
 
Hoy más que nunca, resistencia. ¿De verdad te crees que no hay motivos para luchar?

VOLVER